Mostrando entradas con la etiqueta Madrid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Madrid. Mostrar todas las entradas

Opinión Hotel Eurostar Madrid




La ubicación

Este hotel de 5 estrellas ocupa 30 de las 58 plantas de la Torre Sacyr-Vallehermoso, situada en el complejo Cuatro Torres Business Area (CTBA) del Paseo de la Castellana de Madrid. Las demás plantas son propiedad de la empresa que PwC y en la cubierta superior tiene tres generadores de energía eólica. Diseñado por el estudio de arquitectura R&AS, el impresionante edificio mide 236 metros de altura. Su estructura es preciosa, aunque la ubicación de la recepción hace que se colapse si hay unos cuantos clientes, porque es muy pequeña.

La zona es muy tranquila, quizás demasiado, aunque está muy alejada del centro. Lo más interesante que hay relativamente cerca es Plaza Castilla. Cerca encontrarás numerosos restaurantes, como el mítico Casa Nemesio.

Las habitaciones

Sus 45.360 m² albergan 474 habitaciones, de las que 25 son suites junior, de unos 60 metros cuadrados cada una; una suite ejecutiva de 80 metros cuadrados; y la suite presidencial, de más de 100 metros cuadrados y dotada de sauna propia.

Los precios varían no sólo por el tipo de habitación elegida, sino también por la planta en la que se ubique. Cuanto más alto, más cara es, porque las vistas también van a ser mejores.

En mi caso contraté una habitación Skyline doble en la planta 26. La reserva la hice a través de su página web, porque tenía ofertas mucho más atractivas que en los buscadores que miré. El ascensor llega a esta planta rapidísimo y no da la sensación de que estás tan alto hasta que no te asomas a las ventanas.


Los pasillos son muy silenciosos y con una luz bastante tenue. Todo invita a la tranquilidad y a la elegancia.


La doble Skyline mide unos 30 m² y cuenta con aire acondicionado, cortinas automáticas, set de té y café, escritorio, minibar, wifi y televisión con Movistar+ y acceso a Netflix.




Me llamó la atención que tuviera un cepillo de vapor Rowenta, por si querías planchar las camisas, y que las paredes estuviesen acolchadas para insonorizarlas mejor.

El cuarto de baño era bastante original. Al entrar al aseo te encontrabas con el lavabo y a la derecha estaba la bañera que contaba con una persiana para que se viera desde la habitación.



En el lado izquierdo, casi ocultas por el color oscuro de las paredes, había dos puertas: una para el WC y otra para la ducha de hidromasaje.


Lo mejor, sin duda: las vistas.



Precios del servicio de habitaciones:



El desayuno

Recomiendo que lo contrates, porque merece la pena. Está en la planta más alta del hotel y esto ya es un plus. El personal es muy detallista y hay un amplio surtido de productos: bollería, zumos (incluso zumos detox), gran variedad de panes, jamón ibérico… y un buffet de platos calientes. Las vistas son extraordinarias.



El spa

En la planta 29 se encuentra el spa, justo en frente del salón de fitness. No me gustó mucho el engorro a la hora de reservarlo, porque me dieron muchas vueltas. No sé si es que lo gestiona otra empresa externa, pero no pude hacer la reserva de la habitación junto con la del spa. Cada vez que tenía que concretar algo, tenía que ponerme en contacto con cada uno de ellos. Y a la hora de pagar, igual. Deberían centralizarlo todo y que los de la recepción se encarguen de gestionar ambos servicios, o que fueran ellos los que mandaran directamente las peticiones de los clientes a los del spa.

El servicio del spa, no obstante, es maravilloso. Cada hora dejan pasar a muy poca gente para que no se pierda el ambiente de tranquilidad y todo el mundo se pueda relajar mirando al infinito, porque las vistas lo merecen.


booking.es

En medio de la sala hay una piscina con jacuzzi, a la derecha se encuentra el baño turco y a la izquierda una sauna con vistas panorámicas. El tiempo se pasa en nada, mientras miras por los grandes ventanales.

En los vestuarios hay todo tipo de cremas y en la recepción hay una gran variedad de té y fruta para rehidratarte después de la sesión.  

   EUROSTARS MADRID TOWER   
Paseo de la Castellana 259-B, 28046 Madrid
Teléfono: 913 34 27 00
www.eurostarsmadridtower.com

Opinión del Invernadero de Salvador Bachiller




Salvador Bachiller empezó vendiendo botones con su padre y, más tarde, maletas. Ahora es uno de los diseñadores de complementos más importante de España y cuenta con tiendas repartidas por todo el país.

En Madrid algunas de sus tiendas esconden unos locales de ensueño para disfrutar de una buena velada. Una de ellas se encuentra en plena Gran Vía. La primera planta está dedicada a tienda. Al fondo están las escaleras para bajar al restaurante. Este espacio, antiguamente dedicado a la sección de calzado de la tienda, fue reformado completamente para albergar uno de los locales más solicitados de Madrid. Un jardín cubierto, lleno de plantas naturales, que cuenta con una pequeña zona de barra y un salón dividido en dos partes: una con forma de galería abierta y otra más íntima, con luz más tenue.


Los fines de semana y festivos, sobre todo, es normal que veas toda la escalera llena de gente. Sí, están esperando para entrar. A mí me costó tres intentos para poder ir por primera vez a la hora del café.

Justo después de comer hay más gente, porque tienen disponible un menú de merienda a precio más asequible. Si no pides este menú, recuerda que el consumo mínimo para entrar es de 9€. Al cual llegas de inmediato en cuanto veas los precios de la carta.

A mí lo que más me gustó fue la decoración. No es muy grande, pero gracias a los espejos y al uso del espacio que han hecho, parece mucho más amplio. El lugar es acogedor, todo lleno de plantas y con una iluminación que invita al descanso.


De los platos no puedo hablar, porque siempre he ido después de comer. Para merendar tienen una carta de cocktails y otra con cafés, batidos y dulces. Si llegas antes de las 18:00, tienen aún un menú, que sale más rentable.


Estos son los platos de pastas y de petit fours. Ambos están muy buenos, pero mi favorito es el último porque es más variado.


Cualquier tipo de bebida que pidas viene acompañado de algún platillo dulce para compartir, y las tazas traen una bolsita con un bombón y un mensaje motivador.



Otros puntos a su favor son sus servilletas de papel reciclado, sus pajitas de cartón, sus plantas naturales y su original vajilla vintage. Además, si te gusta algo de la decoración, basta con subir a la tienda y comprarlo.

En cuanto al personal… Bueno, he leído y escuchado quejas de todo tipo. Yo he tenido experiencias buenas y algunas no tan buenas. Lo cierto es que deberían estar un poco mejor formados en atención al público para estar en un local de estas características, en el que su punto fuerte es el estilo. En fin, es una opinión personal.



   EL INVERNADERO DE SALVADOR BACHILLER   
      Gran Vía, 65.  Madrid      
Teléfono: 915 40 17 29
www.gastrobaressb.com/#invernadero

Senderismo: Ruta del Arcipreste de Hita en el Alto del León



Cómo llegar al inicio de la Ruta del Arcipreste de Hita

El sendero parte del aparcamiento de Restaurante Alto del León. Desde ahí hay que bajar paralelo a la carretera en dirección a Madrid, siguiendo siempre la valla metálica, hasta que se acabe. Ahí está la entrada.

No hagas caso a Google Maps. Si quieres buscarlo en el mapa, tienes que mirar el Camino de la Solana, un camino que sale a mano izquierda, sentido hacia Madrid.

Se tardan quince minutos y el camino no es fácil. Vas todo el rato al lado de la carretera por terreno inclinado. No es que sea lo mejor del mundo haber habilitado el inicio de ruta ahí.


Otra posibilidad es hacerlo al revés. Empezarla por el final. Es decir, por el camino que hay justo en frente del restaurante, cruzando la carretera. El problema lo tendríamos al volver, que sería por la cuesta hacía arriba, paralela a la N-IV y ya os digo que el sendero es una pena. Y hay tramo en los que los puentes están tan deteriorados, que tienes que ir dando saltos.


Si no quieres ir por la carretera, sólo te queda entrar por el final (en frente del Alto del León), llegar al inicio y darte la vuelta por el mismo sitio. Está bastante mal planteada.

Cómo es la Ruta del Arcipreste de Hita

En Camino de la Solana aparecen las piedras que indican el inicio de ruta, un sendero  que comienza atravesando la zona de la señal Excepto Vehículos Autorizados.



Hay que seguir por esta pista forestal sin apenas desnivel, y que está rodeada de pinares. Al poco tiempo verás a la izquierda una piedra en la que hay cincelado un libro abierto que indica el inicio del sendero hacia la Peña del Hita, Monumento Natural de Interés Nacional desde 1930.



A partir de ahí, surge un pequeño ascenso por el pinar que está marcado en el suelo con piedras pequeñas en las que hay una flecha marcada. Son pequeñas y a veces cuesta verlas.


El entorno es precioso, todo lleno de pinares y con el suelo cubierto de grandes hojas de helecho. Incluso puedes ver caballos sueltos merodeando por allí. No sé si serán salvajes, pero siempre hay alguno.



A unos 150 metros de la entrada parece a la izquierda una fuente de piedra.


Siguiendo por el mismo camino encuentras a mano derecha La Fuente de Aldara (la pastora fea de Tablada). Es un lugar fresco y agradable en el que mucha gente se para a descansar un rato.


Ya casi habrás llegado al objetivo. Un poco más adelante, siguiendo las señales verás la Peña del Arcipreste de Hita. El 23 de noviembre de 1930, la Real Academia de la Lengua Española escogió este peñasco para conmemorar los 600 años de historia de esta obra.


De este modo quisieron honrar a Juan Ruiz, autor del Libro de Buen Amor, en el que reflejó sus encuentros amorosos por la Sierra de Guadarrama. En 1929 ya habían declarado la peña Monumento Natural y habían cincelado los versos que hablaban de su encontronazo amoroso con la fea de Tablada: “Cerca de Tablada/ la sierra pasada/ falleme con Aldara/ a la madrugada”. El Puerto de la Tablada era el antiguo nombre que recibía el Alto del León.


Antiguamente, en una cavidad de la peña, había un arcón de madera que contenía dos ejemplares del Libro de Buen Amor junto a la leyenda: “Ande de mano en mano a quien quier quel pidiere” para que pudieras leerlo allí mismo, cerca de donde transcurría la acción. Desgraciadamente, ya no hay nada. Si te lo quieres leer, te lo tendrás que traer tú de tu casa.


La ruta acaba en esta formación rocosa. Puedes dar la vuelta por donde has venido e irte de nuevo a tu coche.



Continuación de la Ruta del Arcipreste de Hita

En vez de volverte, puedes bajar por la roca hasta la zona donde encontraste la fuente y seguir por el mismo sendero por el que ibas antes de haberte desviado hacia la roca.

Es muy sencillo. Saldrás a una gran pradera a cielo abierto, con escasos árboles. El collado del Arcipreste y el de la Sevillana.

Continúas un poco y te encontrarás con una alambrada. Atraviesas la puerta y sigues las señales marcadas con banda roja-blanca GR-10. Si no pierdes nunca de vista la alambrada, no te perderás y llegarás a la carretera.



Desde aquí hasta el aparcamiento hay unos 2 km. Está señalizado y puedes ver varios búnkeres de la Guerra Civil del bando republicano.



Haciéndolo de este modo no tienes que volver por el mismo sitio, ves algo distinto y no te encuentras otra vez en la situación de tener que andar junto a la carretera del principio.

Cuando llegues al aparcamiento, aprovecha para tomarte algo en el restaurante Alto del León. Comida típica, contundente y a muy buen precio.


🏃 Distancia: sendero completo circular, unos 8 km
🏃 Tiempo estimado: 4 horas.
🏃 Llévate agua por si las fuentes están secas.


Senderismo: Cómo llegar al Mirador de los Poetas de Cercedilla



La ruta parte del aparcamiento de Las Dehesas, muy cerca del pueblo de Cercedilla. Dejando el coche en uno de los aparcamientos, se empieza a andar atravesando la barrera para vehículos y dejando a un lado el Parque Aventura Amazonia.

Siguiendo el camino indicado pronto atravesarás el Puente romano que salva el Arroyo de la Venta. En este punto hay que estar atento a las señales y girar a la derecha para tomar el Camino de Schmid, cruzando una puerta metálica. No sigas las señales de la Calzada Romana.  


La senda continúa fácil, cruzando el Arroyo de la Fuenfría y el de los Acebos.


A unos 2 km del inicio, el camino se vuelve algo más duro, cuesta arriba y haciendo continuos zigzags. El firme es algo peligroso, con muchas raíces y piedras sueltas.

Al acabar el último tramo en zigzag, llegarás a la Carretera de la República. Se cruza, siguiendo las señales (tendrás que buscarlas) y adentrándote de nuevo en el bosque. Finalmente te encontrarás de nuevo con esta ansiada “carretera” y a su cómodo camino, amplio y sin apenas desnivel.


Un poco más adelante, llegarás a la Pradera de Navarrulaque, marcada con unas piedras. Allí hay que estar de nuevo atento a las señales.




Continuando por la carretera, encontrarás el Reloj de Sol de Camilo José Cela, una curiosa construcción que aparece a la derecha del camino.


Siguiendo recto, donde más gente arremolinada verás, allí estará por fin el Mirador de Vicente Aleixandre. Está a la izquierda del camino y en una de sus piedras podrás leer uno de sus poemas. Lo cierto es que, si vas atento, serás capaz de ver más de una piedra con grabados en honor a otros poetas, como Machado.


Bajando del mirador, aparece una señal que indica el camino hacia el Mirador-Refugio de Luis Rosales, a unos escasos 100 metros a la derecha. Si decides no ver este mirador y seguir por la carretera anterior, también es posible llegar de nuevo al aparcamiento. Sin embargo, este tramo es más lioso en cuanto a las señales marcadas. Yo te recomiendo que continúes por el Mirador de Luis Rosales para no acabar perdido con tanto punto amarillo que se entrecruza.

Tras descansar un poco en este otro mirador, la vuelta la tienes que iniciar por la Senda Sevillano, que sale a la derecha. Está indicado con los puntos amarillos de la ruta. Es cuesta abajo, y se parece mucho al de la subida inicial: hay muchas piedras sueltas y grandes raíces en el firme. Extrema la precaución bajando. De hecho, yo sé de alguien que acabó con un esguince por ir haciendo el tonto y no prestando atención mientras bajaba 😉


El siguiente punto importante es el Raso de Morales, una pradera a la que llegarás cuando logres acabar la bajada. Aquí busca el punto amarillo que debe aparecer a la derecha y que continúa por un sendero estrecho, pero fácil de recorrer.

Al final de éste, encontrarás una puerta metálica. Una vez cruzada, sólo te quedará un kilómetro más para acabar.

Para ello, deberás atravesar el puente de madera sobre el Arroyo de la Venta, continuar por el área de picnic que hay junto a la Fuente del III retén y llegar a la carretera viendo el restaurante Casa Cirilo en frente.

¡Habrás terminado la ruta!



🌲 Para realizar esta ruta es conveniente llegar a primera hora de la mañana o informarse antes en la Oficina de Turismo de Cercedilla de si están libres los aparcamientos de Las Dehesas. Los fines de semana se llenan muy rápido.
🌲  Longitud: 9’3 km
🌲  Ruta Circular
🌲  Inicio: Aparcamiento de Las Dehesas
🌲  Dificultad: fácil
🌲  Desnivel: + 380 m
🌲  Duración: 3-4 horas.