Mostrando entradas con la etiqueta Kaikoura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Kaikoura. Mostrar todas las entradas

Nueva Zelanda: Día 15 – Visitando la Colonia de Focas de Point Kean en Kaikoura


Saliendo de The Point, siguiendo la carretera, se encuentra este paseo. Me lo encontré por casualidad. Paré porque vi a mucha gente arremolinada haciendo fotos frente al mar.

Y no era para menos. Las focas estaban holgazaneando tomando el sol y ¡no sólo en la playa! Estaban todas tumbadas en las pasarelas del paseo. Una gran vista, sin duda. 







Nueva Zelanda: Día 15 – Esquileo de ovejas en Point Sheep Shearing Show Kaikoura


Hasta la década de los ochenta Kaikoura era un pueblo dedicado a la pesca de la langosta (koura), hoy está llena de hoteles, empresas turísticas, galerías de arte… No todo el turismo está orientado a las ballenas, aunque es su principal atractivo. De hecho, la primera estación ballenera la construyeron los europeos en 1842.

En mi rápida visita a esta pequeña localidad, además de ver ballenas, visité dos sitios curiosos: un show de esquileo de ovejas (muy famosos en Nueva Zelanda) y una colonia de focas

The Point Sheep Sharing Show

No podía irme de Nueva Zelanda sin ver un esquilado de ovejas y, dado que era mi último día allí, había que aprovechar. The Point tiene muchos seguidores por internet, así que decidí parar allí para echar un vistazo.

La visita dura unos 30’. Yo llegué fuera del horario de espectáculo, pero el dueño salió a mi encuentro y me hizo el tour sin problema. Esta finca, algo destartalada, alberga un rebaño de ovejas y unos perros muy bien educados.


El dueño, Peter Smith, se encarga de mostrar sus pequeñas instalaciones. Es un apasionado de su trabajo y tiene un inglés “muy cerrao”. Habla muy rápido y se nota que es hombre de campo.

Durante el show primero me presentó a sus ovejas. Habló de cómo está el negocio en Nueva Zelanda, que ya no sale rentable, y que se están dedicando a otros tipos de animales, como los ciervos.

Después, me contó las características de cada oveja y de su lana. Y me presentó a un corderito que había nacido esa noche. Lo pude coger en brazos y todo. Me contó que si hubiera venido antes le podría haber dado el biberón, pero que acababa de comer.

Después me presentó a su madre. Le dimos de comer y procedió al esquileo. El animal no puso resistencia para nada. Pero se quedó la pobre helada de frío y salió corriendo a refugiarse cuando todo ha acabado.



Para terminar, Peter me enseñó distintos tipos de lana y varios productos que se hacen con ella: cremas, bálsamo de labios… y me regaló un poquito de lana de la mamá oveja para que me la llevara de recuerdo a España.




Eché de menos un espectáculo de perros que cuidan al ganado. Debería incluirlo en su show. De todas formas, fue una gran experiencia y la amabilidad de Peter fue magnífica.
Precio: 10$   Los shows suelen ser todos los días a las 13’30 y a las 16’00.

THE POINT SHEEP SHEARING
Peter and Gwenda Smith
85 Fyffe Quay, Kaikoura


Nueva Zelanda: Día 15 – Avistamiento de ballenas en Kaikoura


Mi último día visitando Nueva Zelanda lo íba a pasar en Kaikoura, a 2’30h de Christchurch. Había decidido no dejar escapar la oportunidad de ver ballenas en el sitio más famoso del país para su avistamiento y, aunque el tiempo no parecía muy favorable, al final lo conseguimos.

Hay varias empresas que se dedican al avistamiento de ballenas. Tras leer varios folletos y webs vi que la mejor valorada era Whale Watch Kaikoura y no me defraudaron.

La empresa ha ganado muchos premios turísticos y relacionados con el medio ambiente y la naturaleza. Se creó en 1987 por la sub-tribu maorí Kati Kuri, en una época en la que los maoríes estaban sufriendo mucho debido al declive económico de Kaikoura. Cuentan que los jefes de la tribu tuvieron una revelación: la solución estaba en las ballenas. Su ancestro Paikea había descubierto las tierras de Nueva Zelanda subido en la ballena Tohora y había comenzado una nueva vida. Ellos, descendientes de Paikea, comenzarían su nueva vida también por medio de las ballenas.

Así que hipotecaron sus viviendas y montaron una pequeña empresa que hoy cuenta con 5 catamaranes y un gran edificio en el puerto. Ellos pusieron Kaikoura en los mapas turísticos. Todo el que quiera ver ballenas debe venir aquí.

Se debe acudir al edificio de Whalewatch Station, fuera del pueblo. Está muy bien señalizado y cuenta con un amplio aparcamiento. Dentro hay una tienda de regalos y una cafetería. Todo bastante caro.


El check in se hace media hora antes de la salida, pero no se sabe si el barco zarpará (por el tiempo) hasta diez minutos antes del registro. Mientras se realiza la operación con todos los pasajeros nos pasan a una sala donde se proyecta un DVD sobre las ballenas y otro sobre seguridad.

Visto el DVD nos montamos en un autobús que tarda unos diez minutos en llevarnos a nuestro barco. En éste hay WC, pero no hay nada para comprar. Si queréis comer o beber, llevaros vuestras propias cosas; aunque no os aconsejo que comáis durante el viaje. Casi todos potaron a la vuelta.


Toda la tripulación es maorí: el capitán, un narrador, una especialista en seguridad y un especialista en ballenas.

DURACIÓN EN EL AGUA: 2’20h

¿Y si no veo ninguna ballena? 

El capitán determinará la cantidad de la devolución del dinero en caso de que no se vea nada. Éste os lo devolverán en la oficina de check in. Los comentarios en internet son favorables en este aspecto.

¿Cuántas ballenas se ven?

Desgraciadamente, no más de una o dos. Las ballenas en Kaikoura están sumergidas durante 40-60 minutos. Las que normalmente se ven son machos y éstos dejan varias millas entre ellos, por lo que ver más de una o dos es algo raro.

¿Qué otros animales se pueden ver?

Alrededor del 80% de las ballenas y delfines del mundo pasan por esta costa durante su migración, por lo que no sólo podemos ver ballenas esperma. Sobre todo, se pueden ver Dusky Dolphins y Hector Dolphins (los más pequeños y raros del mundo); y también New Zealand Fur Seals y albatros.



¿Qué tienen de especial las ballenas esperma?
  • Es la especie más grande de ballenas del tipo Odontocete (con dientes) y la más grande de todas las ballenas. Los machos llegan a medir 20m de largo y pueden pesar 60 toneladas.
  • Cada diente puede pesar un kilo y medir 20cm de largo.
  • Debido a la gran cantidad de aceite que tienen en su cuerpo, pueden flotar de manera natural en el agua.
  • Pasan los primeros 8-12 años de su vida en su grupo familiar en las aguas tropicales.
  • Cuando los machos alcanzan la pubertad, a los 10 años, forman grupos de machos que van en busca de alimento (y acaban en Kaikoura).
  • Pueden llegar a vivir 70 años.
  • Se suelen encontrar en cañones submarinos de más de 400m. Estos cañones son un festín para las ballenas. Su comida preferida son los calamares, incluido el calamar gigante.





  • Los machos tienen una capa de grasa de 40cm que cubre sus órganos vitales. Ésta actúa como un traje de baño que los aísla del frío. Las aguas de Kaikoura son demasiado frías para atraer a ninguna hembra.
  • Cuando el sonido que emiten atraviesa el aceite que cubre su cuerpo, éste se amplifica. Por eso se cree que es el animal más ruidoso del mundo. Se han llegado a registrar sonidos de 230 decibelios. Las ballenas pueden utilizar su sónar para localizar a sus presas y también para atontarlas o matarlas.
  • Tienen el cerebro más grande que cualquier otro animal. Mide como una pelota de baloncesto. Unas 7 veces más grande que el de los humanos.
  • Dentro de su cabeza también hay 2.5 toneladas de aceite. Éste fue tradicionalmente usado para los motores de los Rolls Royce y para los de las misiones espaciales Apollo.
  • Es el mamífero que bucea más profundo. Son capaces de bucear durante dos horas y recorrer 3000m.

Consejos
  • Si sois propensos al mareo, id preparados. En el edificio de check-in también lo avisan. Ellos no pueden vender medicamentos, pero sí que os pueden decir dónde comprarlos rápidamente antes de que salga el barco.
  • No comáis durante el viaje. Casi todos los de mi barco vomitaron a la vuelta, cuando el mar estaba bastante agitado y al “simpático” capitán maorí se le ocurrió deleitarnos con una especie de jet boat. Yo me tuve que aguantar mucho para no vomitar con tanta gente haciéndolo a mi alrededor y las náuseas nos duraron todo el día.
  • Llevad ropa de abrigo. En el barco hace frío y durante los avistamientos, el barco para y se sale a cubierta para hacer fotos y observar.
  • Comprar las entradas con mucha antelación. Las plazas son muy limitadas y se acaban en seguida. En su página web está toda la información. Si esperáis a hacerlas en la oficina, seguramente os darán para otro día porque todos los viajes están llenos.

PRECIO: 145$ por adulto. Se anuncian como “La empresa que lleva sin cambiar el precio desde 2009”.


El paisaje desde el barco también merece la pena. 




WALE WATCH KAIKOURA
The Whaleway Station
Kaikoura

http://www.whalewatch.co.nz/