Fotos con chinos

En nuestro primer día ya descubrimos que a los chinos les llamamos mucho la atención y que harán todo lo posible por hacerse fotos con un occidental. Los más atrevidos os pararán por la calle pidiéndoos que por favor poséis con ellos. Algunos os harán fotos con disimulo y los más jetas, os harán fotos sin pediros ni permiso ni nada, como si tuvieran todo el derecho del mundo a hacerlas. Al principio hace gracia, pero luego ya cansa, porque al final tienes hasta cola… y te das cuenta de que la atracción turística no es el monumento, ni el paisaje; eres tú. 
 



Compártelo

Entradas relacionadas